domingo, 24 de agosto de 2014

Pañito clásico de encaje

Los pañitos de ganchillo que parecen encaje con mi auténtica debilidad.
Este fue un diseño muy especial para mi amiga Siona. me regaló una gran responsabilidad... un montón de ovillos de algodón egipcio herencia de su abuela. Imaginad... con estas cosas a una le tiemblan las canillas pensando en un trabajo que esté a la altura.
Este diseño es de un patrón que tenía de la colección de RBA, Mil ideas de ganchillo. Lo tejí con agujas de 1,2mm. 
Nadie deja de ser una baby-crafter hasta que no afronta un proyecto con una aguja de 1,5mm para abajo... Es como el paso a la vida adulta ganchillera.

Un vez tejido, lo almidoné a la antigua usanza, como me enseñó mi madre, con el agua de lavar arroz. Se queda flexible y con cuerpo. A mi me gusta mucho más que con el apresto químico.
Sé que este pañito está en buenas manos..







jueves, 7 de agosto de 2014

Bolso mapamundi

Compré esta tela el año pasado y estaba frita por hacerme un bolso con ella, pero no tenía claro cómo.
En una de las quedadas de la Manzana Mahou #lanaenpalacio que organizaba Lana connection, me enamoré de un ovillo de algodón de Katia en verde turquesa.

Dicho y hecho. La parte de ganchillo es muy sencilla, pero con el cordoncillo en relieve, que es un efecto simple pero que me tiene loca.

Depués cosí un tote bag normalito, pero lo quería cerrado con cremallera. Yo soy muy despistada con el bolso y acabo tirándolo todo por ahí.

No sabía hacerlo, pero el tutorial de Sewing Novice, que está muy bien descrito, me salvó la vida. Sólo tuve que adaptar las medidas y aquí está mi bolso.

Tengo unas ganas terribles de estrenarlo!!




sábado, 28 de junio de 2014

Al borde de mi próxima obsesión: Patchwork

Dice mi amiga Fanny, que sólo hay que echar un vistazo a mi Pinterest para saber cual va a ser mi próximo momento "loca del coño".

Hacía tiempo que estuve tentada por el patchwork pero e resistía porque, en general, todo me parecía muy hortera... las telas con colorajos horrendos, los motivos con cestitas y muñecas que odio y una lista interminable de horrorzores.
Cuando me hice el vestido de novia, recuperé el placer de la costura que tuve abandonado un tiempo, pero mis recuerdos de muy pequeñita siempre eran con agujas y telas. De hecho, aprendí primero a coser y bordar que a tejer.

Dicho y hecho, me puse a investigar, porque si lo piensas bien, a quien le dices que tejes solo piensa en los tapetes de la abuela y no en las cosas tan chulas que hacemos hoy con lanas que no hubieran soñado nuestras abuelas y la "educación" fashion de Pinterest.
Lo primero que tuve claro es que quería hacerlo a la antigua, todo a mano, hasta con el acolchado... una locura, lo se. También, no comprar telas y recuperar el origen de reciclar trocitos de tela de otras cosas.
Investigando, he descubierto mi gusto por los patrones clásicos, especialmente el Log Cabin, que simboliza el hogar. Yo es que soy mucho de indagar...

Además descubrí que en cierto momento de la historia de América del Norte, los motivos de las colchas tenían un lenguaje secreto para los esclavos que huían a Canadá. Todo fascinante...


Aun no me he puesto... sólo estoy recopilando ideas y material para empezar la aventura. Empezaré por un cojín, a ver qué tal sale...
Ya os contaré, pero os dejo mi tablero de Patchwork en Pinterest y la selección de la inspiración.









domingo, 22 de junio de 2014

Chal de piñas

No sé como he podido estar tejiendo tanto tiempo y no tener un chal. La verdad es que usando bicicleta todo el año, te acostumbras a ir con abrigos cerraditos y poco más... como mucho, los gorros y boinas, que tengo un montón.
Pero después de hacer este chal de piñas a ganchillo, he descubierto que es una prenda de lo más agradecida. Abriga de manera complementaria cuando llevas un abrigo fino y hace frío. Es maravillosos para las frioleras como yo, para poder pasar un rato más en cualquier terraza fresquita.
Vamos, que me he enganchado.
Este lo empecé porque fue el KAL de enero a marzo de Madrid Knits. Lo acabé en la última semana del reto, pero no hice fotos hasta el otro día.
Seguro que no es el último que hago.

El patrón es es Sidewalk Shawl de Kimberly K. McAlindin que puedes descargar gratis de Ravelry

Me encanta que tenga un tamaña generoso

Está tejido con alpaca 100% de Ice Yarns en color Navy blue

Detalle del patrón

detalle del patrón
Es súper-envolvente

sábado, 14 de junio de 2014

Cactus Amigurumi con patrón gratis

Da un toque alegre a cualquier rincón


Hace tiempo que hice este cactus amigurumi para un encargo. Busqué patrones que me gustaran, pero no encontré con uno que me llenara y decidí diseñarlo yo misma.

A veces me gusta tener cosas a la venta, pero para estas cositas tan fáciles me gusta compartirlas de manera gratuita porque la verdad es que la red también me da muchas cosas gratis. Este pensamiento me lo inculcó mi gran amiga Siona y la verdad es que no puedo estar más de acuerdo.

El patrón de amigurumi cactus chumbero lo podeis descargar de este link de Ravelry.

Usé restos de lanas acrílicas de Tiger, que son un horror para tejer y hacen bolas, pero para estas cosas vienen genial.

Espero que os queden la mar de chulos!


Vista desde arriba

detalle de la maceta

Detalle de la flor



sábado, 7 de junio de 2014

Blanco y Oro






Por fin cambié de iPhone, después de resistir con mi alma vintage de 3GS... y claro, me he pillado el más molón de todos. Al principio pensé que en blanco y oro sería muy cani, pero luego me encantó la combinación. Me recuerda a la Marbella chic de principios de los 80, antes de que señores gordos metidos en piscinas con scorts poblaran por esas tierras.

Aprovechando un ovillo de seda dorada, me he tejido una funda para iPhone de ganchillo a juego.
He usado un punto muy sencillo.
Os explico brevemente el patrón.



Monté una base circular con puntos bajos para crear la base.
Después, en dorado, hice la primera vuelta: Punto bajo, dos cadenetas, punto bajo, dos cadenetas etc...
La segunda vuelta, en blanco: 3 cadenetas (a modo de punto alto) dos puntos altos en el hueco de las dos cadenetas, 3 puntos altos en el siguiente hueco y así hasta el final.
Después, en dorado, repetimos la primera vuelta. el punto bajo lo hacemos entre cada tres puntos altos.
Me encanta este efecto de motitas.

Espero que os guste!


domingo, 1 de junio de 2014

Amineko-manía extrema

Desde que empecé con el primer Amineko no he podido parar... Este patrón me encanta y me parece uno de los mejores regalos que tejer para cualquier edad.
El primero lo hice cuando Wasel-Wasel lo propuso como KAL este otoño y mi discalculia me hizo adelantarme un par de días... ups!
El patrón que sigo es este en español de Momochi Amigurumi. Es muy fácil de hacer y es la mar de resultón.
Los primeros que hice fueron Malis (mi gata) y Pantone (el gato de Fanny). Y luego para mi amiga Dulce le hice uno en rojo, que es su color favorito, y los dos tienen la misma cara de pilluelos.

Los trucos para ejecutarlo bien:

Consume más lana de la que imaginas... Con una aguja del 3,5 me fundí un ovillo y medio de 50gr cada uno... el gatete engaña.

Para que quede bien, usa una aguja más fina de lo que en principio usarías. Tiene que quedar apretadito.

Para rellenar las patitas de pellets o arroz, no esperes a acabarlas. En cuanto pases la parte de color blanco, rellena... y luego ponle una especie de tapón con un poco de fibra para que no se desparrame el relleno.

Espero que si te animas a tejerlo, te salga estupendo.

Anatomía de Amineko

Malis y Pantone

Pillastre

Cara de golfillo

Malis haciendo amigos

Dulce y Pillastre